ASIRTEX | ASIRTEX denuncia la miopía de la Administración madrileña ante las empresas “sociales” del sector de la ropa usada.
16960
post-template-default,single,single-post,postid-16960,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

ASIRTEX denuncia la miopía de la Administración madrileña ante las empresas “sociales” del sector de la ropa usada.

El pasado jueves día 8 de marzo se publicaba en el Boletín Oficial del Estado el mayor concurso público realizado por un Ayuntamiento español para la recogida selectiva de ropa usada. En este caso, el Ayuntamiento de Madrid hacía la oferta de instalación de un mínimo de 1.150 contenedores en vía pública, con escasos 15 días de tiempo para su presentación a pesar de su envergadura, dividiéndola en tres lotes, a tenor de criterios poblacionales y territoriales de la ciudad.

A los lotes de la demarcación territorial este y oeste, según publica el pliego, solo pueden presentarse empresas mercantiles, en cambio, a la zona sur solo podrán hacerlo las empresas de inserción social.

Lo que aparentemente puede parecer un reparto más o menos razonable o no, cae en su justificación cuando se realiza un análisis más profundo de las condiciones particulares. Y es que al final, ningún gobierno actual o anterior, renuncia al tan preciado “precio de ocupación” que supone un atractivo ingreso para las arcas municipales insostenible para el sector, aunque con matices, ya que depende de si se es empresa ordinaria o empresa de inserción social.

ASIRTEX denuncia el maltrato del Ayuntamiento  hacia las empresas mercantiles del sector cuyo precio de salida se multiplica por 10 frente al de las empresas sociales.

Cabe destacar, y así lo hemos hecho en el último informe publicado por la Asociación Ibérica de Reciclaje Textil, “La ropa usada, el residuo olvidado del S. XXI. Tendencias de un mercado emergente.”, que las Empresas de Inserción Social y las Empresas Mercantiles deben competir en igualdad de condiciones por la colocación de contenedores en vía pública, ya que ambos tipos coinciden en los mismos mercados internacionales de comercialización de esta ropa usada pero bajo condiciones sustancialmente distintas, en lo referido a cargas y costes de índole social, fiscal, subvenciones, etc… lo que les hace menos competitivas poniendo en juego el futuro del mercantilismo en esta fracción de residuo.

Desde la Asociación se entiende y valora de forma positiva el reparto de la ciudad de Madrid en lotes o sectores para diversificar y posibilitar a más empresas presentarse para recoger dicha ropa usada, no obstante las condiciones para hacerlo deben ser las mismas para todos, fundamentándose en criterios de ámbito cualitativo y no económicos.

En ASIRTEX, consideramos que en España se producen miles de toneladas de textil que aún se deben gestionar adecuadamente a través de la recogida selectiva, existe mercado para todos, pero no pueden ofrecerse tratos de favor para algunos gestores. Deben eliminarse las grandes prebendas que pretenden recaudar los ayuntamientos, a los que no llevan el paraguas “social”, pues hacen inviable la adecuada gestión, ya que todos somos empresas, empleamos a trabajadoras y trabajadores, cumplimos con todos nuestros compromisos, realizamos RSC y mejoramos la calidad de vida futura procurando una economía circular estrictamente imprescindible.

No Comments

Post A Comment